Ahorro de agua: bueno para el bolsillo y el medio ambiente. Todos sabemos que el agua es un recurso natural precioso. Aunque se encuentra en gran cantidad en el planeta tierra, su tratamiento es costoso y laborioso.